Con este razonamiento, Tresckow había intentado en vano persuadir a su superior para que hiciera una protesta oficial ante Hitler. [140]​ Después de tormentosas discusiones con Beck, Stauffenberg y Ulrich Wilhelm Schwerin von Schwanenfeld, Witzleben señaló enérgicamente a sus interlocutores que el Bendlerstrasse no controlaba el distrito gubernamental ni los transmisores y no tenía unidades operativas. Festa dei Toschi 3° Edizione 29-30 Luglio 2016 a Sermezzana. A medida que servían el champán, los participantes llegaron a un compromiso, que ninguno de ellos creía realmente, según el cual todo fue un malentendido. Sin embargo, si no lo hace, es su conciencia a la que lo traicionará. Hofer, Walther (1954). Solange sie lebten, waren sie für uns unerkennbar, da sie sich tarnen mußten. [178]​ Convocado a Berlín, donde sabe que su detención era inevitable, Kluge terminó su vida el 18 de agosto, en el camino que lo llevaba a la capital al tragar una cápsula de veneno. [103]​ Poco después de la explosión, Fellgiebel tomó las medidas destinadas a bloquear las comunicaciones de los dos cuarteles generales en Rastenburg y desconectar varios retransmisores, respondiendo así al compromiso que hizo con los conspiradores, pero también a las instrucciones del séquito de Führer que querían ocultar cualquier noticia sobre el atentado a la población, lo que lo puso, al principio, a salvo de sospechas. Friedrich Olbricht coordinó a los conspiradores y allanó el terreno para un golpe de Estado previsto para marzo. Todo se basó en el asesinato de Hitler. Julius Schaub y Stubaf. Claus von Stauffenberg y se unió a la Resistencia después de haber presenciado la masacre de miles de judíos en Dubno (Ucrania). Helldorff, presidente de la policía de Berlín, preparaba una gran redada, pero no recibió las órdenes esperadas, como muchos otros participantes en el golpe. [126]​, Cuando llegaron al aeródromo de Tempelhof, poco después de las 3:30 p. m.,[127]​ Stauffenberg y Haeften, que no tuvieron contacto con los conspiradores durante el vuelo, ya que sus aviones carecían de radio, estaban convencidos de que el Plan Valquiria iba según lo planeado. [250]​ Durante décadas, el liderazgo del partido oficial ignoró o subestimó el complot porque se inspiró en círculos conservadores y aristocráticos que no correspondían con el ideal socialista promovido por la RDA,[251]​ pero, en los años 1980, reflexionó sobre su tradición prusiana y juzgó positivamente a los participantes del 20 de julio. [204]​ «Un primer informe sobre el estado de opinión, enviado por Ernst Kaltenbrunner a Martin Bormann el 21 de julio, reporta reacciones uniformes en Alemania, a saber, una profunda consternación, conmoción, indignación y furia profunda. [158]​ Inmediatamente los arrestó y les exigió, pistola en mano, que entregaran sus armas. [96]​ Stauffenberg colocó el explosivo encendido en su maletín y le da el otro a Haeften. Sin embargo, la historiografía alemana actual enfatiza en gran medida el llamado «interés nacional» (nationale Interesse) como un incentivo decisivo para la mayoría de los militares opositores. [64]​, El 1 de julio de 1944, Stauffenberg fue ascendido a coronel (Oberst) y nombrado jefe del Estado Mayor de Fromm; como tal, tenía la posibilidad de acercarse a Hitler y sus asesores más cercanos,[31]​ en la Guarida del Lobo o en el Berghof,[65]​ donde participó en una primera reunión del 7 de junio. [14]​ El deseo de sacarlo del poder era compartido por miembros del círculo de Kreisau, reunidos alrededor del conde Helmuth James von Moltke, quienes rechazaban la idea de un ataque contra Hitler, principalmente por razones religiosas; por otro lado, un grupo de soldados, liderados por el Gen.Maj. Sobre esto, Kershaw (2009) opinó:[146]​, Además, los conspiradores tuvieron una actuación poco profesional en la ejecución del golpe, particularmente en el área de control de comunicaciones. [50]​, Entre los conspiradores también hubo agentes que habían desarrollado sus carreras en el aparato represivo nazi, como el Ogruf. [7]​[N 1]​ Entre los acusados que no fueron condenados a muerte, algunos liberados durante la batalla de Berlín y otros ejecutados por las SS, muchos de ellos el 23 de abril. 30:39. [256]​, De 1938 a 1940, el «interés nacional» en el cuerpo de oficiales era aparentemente decisivo. [224]​, Además de estar al mando de la Wehrmacht, el NSDAP trata de infiltrarse en las unidades creando comisiones políticas en ellas; aunque este proyecto no se materializó, según Roux,[225]​ Kershaw estimó que «a fines de 1944 “más de mil” oficiales de entrenamiento “a tiempo completo” y no menos de 47 000 a tiempo parcial, en su mayoría miembros del NSDAP, trabajaba en la Wehrmacht. [30]​, Lemay (2007), en un artículo sobre Manstein, subrayó que «de los 3500 generales y almirantes que formaban las filas de la Wehrmacht en la noche del golpe fallido del 20 de julio de 1944, solo cinco habían apoyado firmemente a Stauffenberg [...] y solo quince había simpatizado directa o indirectamente con él». En las horas y días que siguieron, entre otros, fueron detenidos Witzleben, Popitz, Oster, Schacht, Josef Wirmer y Kleist-Schmenzin. [184]​ Tan pronto como intentaron presentar sus argumentos y justificar su acción, los acusados eran violentamente interrumpidos por Freisler, quien, gritando, los cubría con insultos. [259]​[260]​, Muchos de los conspiradores del 20 de julio habían tenido una creciente necesidad de resistir las políticas dictatoriales de Hitler y su partido durante los años de la guerra, especialmente contra los crímenes de las SS en el frente. A pesar de sus diversos orígenes, sus miembros permanecieron aislados entre la población alemana, reunidos alrededor del Heer y sus líderes por temor a la derrota y sus consecuencias. En Schmädeke, Jürgen; Steinbach, Peter, eds. Wilhelm Burgdorf y el Genltn. [217]​, «Reiterando su juramento de lealtad a Hitler, los líderes militares se apresuraron a emitir declaraciones denunciando la cobardía y la traición de los conspiradores». El intento de asesinato y golpe de Estado —una de varias conjuras frustradas, remontándose la primera a 1938— del llamado Plan Valquiria comprendía dos etapas estrechamente interrelacionadas: la primera fase consistía en el asesinato de Hitler y la segunda era la toma del poder y el establecimiento de un nuevo régimen. AFFI (VR) - 20 LUGLIO 2013 - PRIMA EDIZIONE DELLA FESTA DELLO SPORT-ToraClick Videogames. Se contactó en secreto a los comandantes de las unidades para que se reunieran y Olbricht llamó a Wagner en Zossen y Kluge en La Roche-Guyon;[132]​ en Berlín, alrededor de las 6 p. m., el batallón de la guardia, comandado por Remer, rodeó el edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores y luego, media hora después, el distrito gubernamental;[133]​ Las unidades de la brigada de reserva de la división Großdeutschland, con sede en Cottbus, ocuparon los transmisores y tomaron el control, sin encontrar resistencia, de las oficinas locales del NSDAP y las unidades de las SS. [161]​ La junta, en la que también estuvo el embajador Otto Abetz y a la que pronto se unió el Gen.d.Inf. Qué cruel despertar será en el campo opuesto cuando la verdad salga a la luz y resulte que la crisis general ha llevado a una mayor resistencia de Alemania en lugar de su debilitamiento. [54]​ Decidido y crítico con los generales y los mariscales de campo, declaró unos meses antes del ataque: «Dado que los generales no han logrado nada hasta ahora, corresponde a los coroneles lidiar con esto». [23]​, Pocos días después, el 21 de marzo, el propio Gersdorff, quien había suministrado los explosivos en el intento anterior, preparó un ataque suicida, aprovechando una presentación a Hitler de los armamentos soviéticos capturados; este intento también fracasó, debido a la brevedad de la visita al lugar planeado. Georg Kiessel, bajo las órdenes directas de Müller,[164]​ y que contó con aproximadamente cuatrocientos miembros. [273]​ Ninguno de los acusados se dejó quebrantar mentalmente ante el Tribunal Popular de Freisler o intentó salvar su propia cabeza con excusas. El grupo reunido en la Alexanderplatz llegaron al Bendlerblock media hora después. ¡Odio a todos los que resisten! De hecho, desde el 22 de junio de 1944, el Grupo de Ejércitos Centro, la principal fuerza alemana desplegada en el Frente Oriental, fue barrido por una poderosa ofensiva soviética. Juli 1944 in der frühen Bundesrepublik», «Es schien, als schreckte die Öffentlichkeit vor Elser zurück», «Magnus Brechtken: „Stauffenberg wollte keine parlamentarische Demokratie.“», «Vorstufe zur Vernichtung. Bardo Torres, Pilar (1999). [198]​, Algunos conspiradores no fueron identificados y, por tanto, escaparon de la muerte, como Boeselager, quien se entregó a las tropas británicas,[199]​ o Gersdorff. Según Kershaw (2009), es dudosa la historia de la proyección de las películas por Hitler. [122]​, Los conspiradores más importantes reunidos en el Bendlerblock fueron notificados por una llamada telefónica de Fellgiebel al Genltn. 20 (2 graves y 8 leves, entre ellos Hitler. Festa di Laurea Luglio 2014. Esperamos y aguardamos que el tiempo que dará al heroico capítulo de la resistencia interna alemana su justa dignidad. [270]​ También en el círculo de conspiradores se encontraba el jefe de policía de Berlín, Wolf-Heinrich von Helldorff, quien cuando era un «viejo compañero del partido» (alter Parteigenosse) había sobresalido en ataques contra judíos antes de 1933. [103]​ «En la sala el daño fue considerable. Friday, July 19, 2019 at 6:00 PM – 2:00 AM UTC+02. Erich Fellgiebel, Stieff y el Gen.d.Artl. [268]​, Cabe señalar que una serie de antisemitas radicales y criminales de guerra estuvieron involucrados en la conspiración del 20 de julio, como Eduard Wagner, quien también era responsable por la muerte de millones de prisioneros de guerra soviéticos y que se había unido a la resistencia por temor a la venganza del Ejército Rojo. El fracaso de la conspiración fue seguido por una represión particularmente feroz. [177]​ En el campo de concentración de Oranienbourg-Sachsenhausen, el 6 de abril, Dohnanyi fue transportado ante sus jueces en una camilla, medio inconsciente: fue sentenciado a muerte y ejecutado por estrangulamiento. [135]​, Himmler, nombrado comandante de las tropas de reserva —previa destitución de Fromm— la noche del 20 de julio[163]​ y equipado con plenos poderes para reprimir la revuelta, llegó a Berlín por la tarde. Bernd Freytag von Loringhoven también eligieron suicidarse acompañando a los otros conspiradores civiles y militares. Sin embargo, esta resistencia hizo visible a sus muertos. [45]​, Aunque el Gen.Feldm. [162]​ Para Blumentritt, al final de la reunión, los participantes «casi recordaban una mesa de juerguistas ya un poco borrachos». Entonces podemos condenarlos como civiles... Y el veredicto debe ser ejecutado en dos horas. El número y las proporciones de los detenidos y los ejecutados difieren mucho en la literatura, aunque muchas veces se basa en estimaciones de las estadísticas de la Gestapo por Kiesel (1947), quien asumió una proporción de siete mil arrestados a setecientos ejecutados, Dentro del organigrama militar, Hitler tenía el cargo de. [187]​ Vestidos con uniforme de prisionero y desnudos hasta las caderas,[84]​ fueron colgados por turnos con colgaderos simples, con cuerdas particularmente finas, de modo que murieran por estrangulamiento lento, y, para humillarlos durante su agonía, los verdugos les bajaron sus pantalones. [N 4]​ La bomba, escondida en un paquete que supuestamente contenía dos botellas de Cointreau,[21]​ no explotó, ya que el detonador se atascó por las bajas temperaturas en la bodega a gran altitud. [215]​, Para Goebbels, el atentado despertó un gran optimismo en la prensa británica y estadounidense: «Actúan como si la guerra terminara mañana. [255]​ El «interés nacional», para los historiadores, resume la unidad de los conspiradores en la evaluación negativa del diletantismo de Hitler sobre cuestiones estratégicas de guerra y la situación militar desesperada en la mayoría de los frentes desde 1942. Sin embargo, no obtuvieron ningún apoyo a pesar de los pasos dados, en particular por Goerdeler, Ewald-Heinrich von Kleist-Schmenzin, varios intermediarios o miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores opuestos al nazismo, liderados por Weizsäcker. [173]​ Por orden directa del primer ministro británico Winston Churchill,[174]​[N 14]​ las radios angloparlantes emitieron listas de nombres de personas involucradas en el golpe, así como, para agravar la confusión, nombres de oficiales que no tenían nada que ver con la trama; tales que fueron explotadas y utilizadas por los investigadores e incluso durante los juicios ante el Tribunal del Pueblo (Volksgerichtshof). [6]​[N 1]​ En los interrogatorios, algunos sometidos a torturas particularmente brutales,[49]​[172]​ la mayoría de los sospechosos no dieron ningún nombre o lista a la Gestapo. [194]​, Los implicados en el descubrimiento de los documentos de Dohnányi y Canaris no fueron llevados ante el Tribunal del Pueblo, sino juzgados por tribunales marciales de las SS, que no tenían siquiera la competencia formal necesaria para pronunciar sentencias. Esto es lo que personalmente siento», agregó. Arthur Nebe —excomandante del Einsatzgruppe B y luego jefe de la Kripo en la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA)—. [277]​ El evento histórico se invoca en discursos conmemorativos, primero para contrarrestar la tesis de la responsabilidad colectiva del pueblo alemán (Kollektivschuldthese) y luego para fundar una nueva identidad alemana basada en la tradición de la libertad. Para él, «los judíos [...] sabían qué hacer en las capitales de los. [241]​ La Deutsche Rundschau de diciembre de 1946 publicó, bajo la dirección de Rudolf Pechel, una declaración atribuida a Churchill sobre la Resistencia alemana, que supuestamente dio en la Cámara de los Comunes:[242]​[N 20]​, Esta información fue recogida en 1952 por la Agencia Federal de Educación Cívica (Bundeszentrale für politische Bildung) en una edición especial de la revista Das Parlament, por Hans Royce,[244]​ así como por el historiador Walther Hofer en 1954[245]​ y en Geist der Freiheit de Eberhard Zeller. [177]​, En la mañana del 21 de julio, Tresckow se dirigió a las líneas enemigas y se suicidó al detonar una granada. (3 de octubre de 1946). [88]​, Dos semanas después del atentado, en un discurso ante los Gauleiter en Posen (Poznań), Himmler declaró que «cualquier persona involucrada en un crimen tan atroz contra Alemania ineludiblemente tenía sangre sucia» y que castigar a las familias de los conspiradores «era una vieja tradición germánica»,[196]​ implementando así con rigor y vigor la Sippenhaft («responsabilidad familiar»). [257]​[258]​ En 1941, por otro lado, el Tercer Reich invadió la Unión Soviética aliada, pero no logró un éxito decisivo a pesar de las grandes ganancias en tierra y las ejecuciones masivas al otro lado de los frentes. El ataque fallido a Stauffenberg marcó una ruptura en la historia del Tercer Reich. [49]​, Finalmente, los conspiradores no lograron conseguir colegas al mando del Frente Oriental que aceptaran sus planes: estos últimos, paralizados por las victorias soviéticas del otoño anterior, creían que una vacante en el más alto nivel de la Wehrmacht podría resultar catastrófica para la continuación de la guerra en el este, ya que en ese entonces las tropas soviéticas estaban a las puertas de Prusia Oriental. Regresando poco después de la medianoche a su cuartel general en el hotel Majestic, Stülpnagel continuó la operación; luego fue al comedor del Estado Mayor donde los presentes celebraban el éxito de los arrestos y el fin previsible de la guerra; aquí donde escuchó la transmisión de radio de Hitler:[159]​[160]​, Stülpnagel posteriormente se enteró de que mil soldados de la Kriegsmarine estaban listos para intervenir y que las tropas de la Luftwaffe estaban en alerta máxima;[159]​ también recibió una llamada de Stauffenberg en la que le dijo que todo estaba perdido: ante la acumulación de malas noticias, liberó a los prisioneros,[159]​ pero trató de limitar las consecuencias de su acción. [62]​[59]​ Las tropas que participarían en la Operación Valquiria, según las modificaciones, eran especialmente responsables de ocupar en todas las ciudades los ministerios y órganos del NSDAP, estaciones de radio e centros telefónicos, campos de concentración y desarmar las unidades de las SS; además, ejecutarían a sus líderes si intentaban resistir o rehusarse a obedecer. En su asistencia a la rehabilitación de los conspiradores del 20 de julio, Remer mencionó que «ninguna evidencia, ni siquiera la sombra de una sospecha, puede presuponer que alguno de estos hombres haya sido pagado por el extranjero por sus actos de resistencia [...]. El impacto de este atentado fallido fue grande en las estructuras gubernamentales del régimen, en la mentalidad de la élite civil y militar (en cierta medida también en el público en general), pero también en las posibilidades restantes de cambio de régimen y el fin de la guerra. El revestimiento del techo y las paredes, hecho de cartón blanco amarillento, colgaba en jirones. [191]​ Todos los acusasos fueron sentenciados a muerte, pero la ejecución de Goerdeler se pospuso, presumiblemente para extraerle otra información: finalmente es colgado el 2 de febrero de 1945 al mediodía. [222]​, El ejército estaba bajo control de nuevo, depurado de algunos de sus oficiales. [247]​, En la zona de ocupación soviética y luego en la RDA, el régimen Partido Socialista Unificado de Alemania definió este evento a través de una matriz de análisis marxista-leninista: los autores de la trama del 20 de julio fueron en primer lugar «agentes reaccionarios del imperialismo estadounidense». [190]​ Al no ser impresionado por Freisler, Fellgiebel le aconsejó «que se apresure a colgarlos o que se arriesgue a ser ahorcado antes de los condenados». Los conspiradores tenían numerosos contactos con las autoridades británicas y francesas para amenazar claramente a Hitler con una intervención militar si Alemania pasaba a los hechos. [214]​ En toda el país los Gauleiter organizaron «mítines de lealtad», a los que asistieron cientos de miles de alemanes, tanto civiles como militares; algunos informes de la SD matizaron que si el mecanismo de autointoxicación jugaba al máximo, la convicción por la conspiración aparentará unanimidad. [52]​ Su actitud hacia los conspiradores era expectante y ambigua, incluso cuando el arresto de Julius Leber, el 10 de julio de 1944, precipitó los planes de los conspiradores:[53]​ «[Himmler] conocía lo suficiente como para decapitar la sedición, pero piensa que puede beneficiarse de un ataque, cualquiera que sea el resultado». Fromm, tentado por los conspiradores, eligió una posición expectante; no apoyó ni denunció a los conspiradores. [65]​[N 9]​ Aunque Stauffenberg dudaba de la conveniencia de eliminar físicamente a Hitler y estaba convencido de que ya no había ninguna esperanza de llegar a un acuerdo negociado con los Aliados, estaba listo para llegar hasta el final. El atentado del 20 de julio de 1944, [1] también conocido como el Plan Valquiria (Plan „Walküre“) [2] o el complot del 20 de julio, [3] fue un intento fallido de asesinar a Adolf Hitler, orquestado por conspiradores civiles y militares que deseaban derrocar al régimen nazi y negociar el fin de la Segunda Guerra Mundial con las potencias aliadas. Estas muertes no justifican todo lo que sucedió en Alemania, pero sus acciones y sus víctimas son el fundamento indestructible de la nueva reconstrucción. Si os hablo hoy, es principalmente por dos razones: para que escuchéis mi voz y descubráis que estoy ileso. Este calendario anual del 2021 es muy práctico. [166]​ Los investigadores revelaron en el curso de sus pesquisas que «el acto de Stauffenberg ocultaba un vasto movimiento que se extendía mucho más allá del ejército, reunía a fuerzas de izquierda y derecha cuyas ramificaciones se infiltraban hasta en ambientes supuestamente leales al partido». [24]​ Con una correcta activación, la bomba tenía un tiempo mínimo establecido por el dispositivo de encendido (diez minutos), lo que evitó una explosión mientras Hitler pasó por la exhibición y permitió a Gersdorff desactivarla. Paul von Hase —comandante de la ciudad de Berlín—, y los principales oficiales que debían participar en la toma del poder, ante la inminencia del ataque y el golpe de Estado; por la noche, Stauffenberg se dirigió a casa a Wagner en Zossen, quien se comprometió a proporcionarle un avión especial de Rastenburg a Berlín. Walter Schroth y Karl Kriebel fueron parte de este jurado de honor; el Gen.d.Inf. [68]​ Kershaw (2009) y Fest (2009) opinaron que si Stauffenberg hubiera guardado el dispositivo sin activar en su maletín, habría duplicado el efecto de la explosión, sin dejar sobrevivientes en la sala de conferencias. Su misión era “educar” a los soldados para inculcarles “una voluntad ilimitada de destruir y odiar”». «„Ich habe mich ausgestoßen…“ – Das Los von zehntausenden deutscher Deserteure im Zweiten Weltkrieg». [274]​[267]​ En opinión de algunos oficiales, las resistencias del cuerpo de oficiales adquirió un significado histórico especial a través de la justificación ética de sus acciones, como Tresckow, por ejemplo, formuló a Schlabrendorff el 21 de julio de 1944:[275]​, El atentado del 20 de julio de 1944, pese de su fracaso, tuvo consecuencias positivas durante el período de posguerra. [84]​ Al final del juicio anterior, los acusados fueron condenados a muerte. Wir hoffen auf die Zeit, in der erst das heroische Kapitel der inneren deutschen Geschichte seine gerechte Würdigung findet. «Ein Rundgang durch die Ausstellung». A mediados de febrero de ese año, el Gen.GebTr. Heinz Linge movilizaron a Hitler a su búnker cercano. [76]​ En París, el Gen.d.Inf. [129]​, Con el paso de las horas, los principales conspiradores arribaron al Bendlerblock: Beck llegó a las 4:20 p. m., sin uniforme, lo que marcaba el carácter civil del golpe, no «un golpe de generales»;[137]​ alrededor de las 4:30 p. m., Hoepner se le unió, también en ropa de civil, pero con su uniforme en su maletín. [117]​ Stauffenberg y Haeften luego tomaron un automóvil para llegar al aeródromo, con el fin de llegar a Berlín: cuando entraron al vehículo, vieron salir de la caseta caseta una camilla con un hombre herido cubierto con la capa de Hitler y dedujeron que efectivamente él había muerto. «Sin embargo, el hecho de que Stauffenberg desempeñara el rol de asesino creó una nueva dificultad: su presencia era al mismo tiempo necesaria en Berlín para organizar el golpe de Estado desde la sede del ejército de reserva. ¡Tendrán que ser ahorcados inmediatamente, sin piedad! [61]​ Burlando a Fromm y Hitler, Olbricht tenía una segunda versión de esta operación, aprobada a fines de julio de 1943, y consistía en el establecimiento de grupos de combate operativos para mantener la ley y orden, declarando un estado de emergencia. [133]​ La ciudad de Döberitz entró en estado de insurrección, pero los conspiradores no pudieron ocupar la central de radio y no detuvieron sus transmisiones. [145]​ La sobrevivencia de Hitler fue, por supuesto, la razón principal del fracaso del golpe, ya que su primera condición de éxito no se logró. Ein Beitrag zur Geistesgeschichte des deutschen Widerstandes». [219]​ El mismo día, el saludo militar fue reemplazado por el saludo hitleriano en el Heer. En Wette, Wolfram, ed. Entre los conspiradores de la Wehrmacht estaban el Gen.Oberst Franz Halder —jefe del Oberkommando des Heeres— y su predecesor el Gen.Oberst Ludwig Beck[N 3]​ —comandante de la zona militar de Berlín—, el Gen.Feldm. [79]​ Constituyó una corte marcial improvisada y anunció a los conspiradores arrestados que fueron condenados a muerte; inmediatamente, los conspiradores fueron llevados al patio del edificio e iluminados por la luz cegadora por los faros de los vehículos militares estacionados. [115]​ La explosión dejó cuatro heridos de gravedad y nueve heridos leves. [144]​ Si bien hubo temores de nuevas ejecuciones sumarias de conspiradores arrestados en el Bendlerblock, estas fueron prohibidas por el Ostubaf. [26]​ Por tanto, aceptó la propuesta de Stauffenberg de llevar a cabo un ataque[26]​ e ideó cargar consigo una granada[27]​ durante la visita de Hitler a una presentación de nuevos uniformes y equipos; el convoy que transportaba el material de exhibición fue bloqueado o golpeado por un ataque aéreo a las vías ferroviarias, por lo que el intento también fracasó. Consciente que por la visita de Mussolini el asunto ocuparía poco tiempo y no sería muy interesante, Himmler y el Reichsmarschall Hermann Göring decidieron no participar, a pesar de que con frecuencia asistían a la conferencia diaria. [16]​ El 11 de marzo, el Rittmeister Eberhard von Breitenbuch, oficial ayudante del Gen.Feldm. In Deutschland lebte eine Opposition, die quantitativ durch ihre Opfer und eine entnervende internationale Politik immer schwächer wurde, aber zu dem Edelsten und Größten gehört, das in der politischen Geschichte aller Völker hervorgebracht wurde. El abogado de Witzleben declaró: «El crimen del acusado está probado; el culpable que lo cometió debe morir». [175]​, Aunque Kaltenbrunner declaró el 15 de septiembre que la investigación había llegado a su fin, la RSHA descubrió ocho días después, por casualidad, documentos ocultos desde 1942 por Hans von Dohnanyi, en los que cuestionaban fundamentalmente la imagen que hasta ese momento se había hecho de la Resistencia: revelaban minuciosamente los intentos de golpe de Estado desarrollados a fines de la década de 1930 y contenían notas sobre el escándalo Blomberg-Fritsch, así como algunas páginas del diario de Canaris. [181]​ Los Gen.d.Inf. [207]​ El domingo siguiente al atentado, muchos sacerdotes y pastores equipararon a Hitler con el enviado de la divina providencia en sus sermones.

20 luglio festa

Santa Carla 17 Agosto, Feste Di Marzo 2021, Posta Certificata Gov, Pistis Sophia Testo Integrale, Debora Villa Vita Privata, Tom E Jerry Cartoonito, Gusti Pizze Buone, Canzoni Pianoforte Famose Facili, The Yard Milano,